728 x 90

Las enfermeras de Cantabria dan la voz de alarma sobre el aumento exponencial de la obesidad en la población

  • 13/02/18
img

La OMS alerta por ser un problema crítico que requiere de medidas urgentes para evitar una crisis sanitaria mundial

El informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado Octubre, ha hecho saltar todas las alarmas sobre los índices de obesidad los cuales no dejan de aumentar con todas las consecuencias que en la sociedad. En el propio informe deja claro que las medidas adoptadas por los gobiernos están siendo un fracaso y que hay que tomar decisiones políticas de primer orden y cambiar el abordaje de primer nivel.

Bajo las premisas de este informe y con las recomendaciones de la OMS, desde el grupo de enfermería integrativa del Colegio de Enfermería de Cantabria llevamos unos meses trabajando y analizando nuestra responsabilidad como sanitarios en el control de la obesidad. El pasado mes concluimos con un debate abierto sobre el tema y se ha decidido poner en marcha diferentes estrategias. Una de ellas es "dar la voz de alarma" a la sociedad y a los políticos, ya que los datos revelan que la estrategia NAOS, y otras puestas en marcha están siendo claramente insuficientes y, por tanto, requiere de un replanteamiento serio.

Conclusiones y objetivos del Grupo de Trabajo de Enfermería Integrativa del Colegio

 

  • Contribuir a menguar el desconocimiento entre la población de las causas y los efectos del sobrepeso.
  • Incrementar la formación de los profesionales.
  • Mejorar las patologías crónicas con un cambio de alimentación.
  • Visibilizar la alarma de la obesidad, comparable a la que se promovió en su día con la lactancia materna.
  • Incidir en la generación de políticas saludables con medidas concretas como no llevar al colegio alimentos procesados o revisar las dietas de los pacientes hospitalizados.
  • Y, sobre todo, dar la voz de alarma para que la sociedad tome conciencia de la problemática y se empiece a legislar con medidas más restrictivas. 

 Es por todo ello por lo que los integrantes del mencionado grupo de trabajo hacen hincapié en la necesidad de hacer frente a los actuales patrones de alimentación promovidos por la industria alimentaria, por su escaso rigor en las políticas y comercialización de alimentos, la falta de dedicación a un cocinado natural y tradicional en los hogares de las distintas sociedades, más y menos avanzadas  del mundo y especialmente en España, han propiciado que los integrantes del grupo de trabajo de enfermería integrativa del Colegio de Enfermería hayan puesto en marcha una campaña informativa y de sensibilización para alertar a la sociedad sobre la necesidad de cambiar esta forma de alimentación poco saludable. En este sentido, el Colegio de Enfermería de Cantabria y la Fundación que lleva su nombre (FECAN) están organizado y patrocinado campañas de información que bajo el lema “El plato saludable” o “La obesidad a debate” pretenden concienciar a la sociedad sobre la necesidad de cambiar los hábitos de alimentación y estilos de vida que actualmente seguimos e informar de factores que inducen a un consumo poco responsable de alimentos engañosos con alegaciones falsamente saludables, como es la publicidad. Una de las preguntas que se hacen desde este grupo de trabajo del Colegio es si “estamos abordando correctamente con los pacientes el problema de la obesidad”. Las datos no engañan, y España es el segundo país con más obesos de Europa, siendo preocupantes las cifras de obesidad infantil. El abordaje actual con “dietas basadas en control de calorías ingeridas”, así como la prohibición de aquellos alimentos considerados calóricos, sin importar la composición, el origen, procedencia o procesado de los alimentos impiden llegar al objetivo de perder peso, junto también a la falta de ejercicio complementario a la dieta propuesta. Muchos expertos opinan que tan solo se está viendo la punta del iceberg, ya que la obesidad es una enfermedad multifactorial y lo que se necesita es un nuevo marco o teoría coherente para entender como encajan todos los factores implicados. Es por ello, por lo que se plantea este debate abierto, donde se han tenido en cuenta aspectos importantes como son la microbiota intestinal, las hormonas, el stress, la falta de sueño y otros muchos factores. Todos estos aspectos son los que se están abordando en colegios y colectivos profesionales para informar a la población sobre la importancia de cambiar estos hábitos de vida por otros más saludables.

Como enfermeras y responsables del cuidado integral de los ciudadanos las integrantes del grupo de trabajo de enfermería integrativa consideran fundamental dar la voz de alarma sobre estos aspectos nutricionales y para ello animan a todos sus compañeros a que se unan a esta iniciativa del Colegio para paliar una tendencia que puede provocar graves problemas de salud en un futuro inmediato.

Datos sobre obesidad infantil

En un estudio que se publicó en la revista The Lancet antes del Día Mundial de la Obesidad, celebrado el 11 de octubre de 2017, se analizaron el peso y la talla de cerca de 130 millones de individuos mayores de cinco años (31,5 millones de edades comprendidas entre los cinco y los 19 años y 97,4 millones de individuos de 20 años de edad o más), una cifra que lo convierte en el estudio epidemiológico que ha incluido al mayor número de personas. Los autores afirman que, si se mantienen las tendencias observadas desde 2000, los niveles mundiales de obesidad en la población infantil y adolescente superarán en 2022 a los de la insuficiencia ponderal moderada o grave en el mismo grupo de edad. La Dra. Fiona Bull, coordinadora del programa de la OMS de vigilancia y prevención poblacionales de las enfermedades no transmisibles, afirma que «estos datos ponen de relieve, nos confirman y nos recuerdan que el sobrepeso y la obesidad han causado una crisis sanitaria mundial que se agravará en los próximos años a menos que empecemos a tomar medidas drásticas». En España casi el 40 por ciento de la población sufre sobrepeso y entre 20-25 por ciento, obesidad.

Conclusiones

Tras estos alarmantes datos y como responsables últimos de los cuidados a los ciudadanos el Colegio de Enfermería de Cantabria y su Fundación (FECAN) lanzan una serie de recomendaciones a través de cursos y talleres, organizados por el grupo de Enfermería Integrativa, con el objetivo de aportar soluciones a los pacientes, ya que existe un grave desconocimiento de las consecuencias que para la salud tiene una mala alimentación, influenciada por la publicidad y los hábitos de consumo actuales. Además, consideran importante fomentar la formación a profesionales del ámbito sanitario para mejorar la prevención y el pronóstico de ciertas patologías crónicas con un cambio en la alimentación. Para todo ello, es fundamental proponer desde el ámbito político la promoción de medidas concretas al respecto, como la prohibición de llevar a los colegios alimentos procesados y altamente azucarados, es preciso evitar el consumo de alimentos muy elaborados y baratos, con alto contenido calórico y bajo valor nutricional. Además urge una revisión de la publicidad dirigida a los niños, ya que más del 90% de los anuncios publicitarios incumplen el Código PAOS que regula dicha publicidad. Difundir la alarma sobre esta problemática mundial, detectar e implicar a los profesionales sanitarios, revisar las dietas de los pacientes hospitalizados y controlar los productos que se venden a través de máquinas expendedoras son algunas de las medidas propuestas por las enfermeras para concienciar a la población. Todo ello con el objetivo final de dar la voz de alarma sobre un problema que puede alcanzar dimensiones incontroladas y muy graves.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas